Consejos
de cuidado

Con la llegada del buen tiempo, pasamos más tiempo en el exterior. Por este motivo, en este artículo os vamos a dar unos consejos para proteger la salud de la piel y disfrutéis el sol con salud.

Cómo proteger la piel infantil del sol:

Cuidados específicos para prevenir daños futuros

proteger la piel infantil del sol_interior

Con la llegada del buen tiempo, también llegan las excursiones familiares a la playa o la  piscina, pasamos más tiempo en el exterior jugando en parques, paseando o yendo en bicicleta. Ahora bien, en esta época del año, es importante poner en práctica ciertos hábitos que cuiden y protejan la salud de la piel de nuestros hijos. ¿Quieres saber cómo proteger y cuidar su joven piel del sol? Aquí van unos cuantos consejos para que disfrutéis del sol con salud:

  1. Evitad o reducid el tiempo de exposición al sol de los más pequeños: esta es sin duda la medida más importante para prevenir los efectos de la radiación ultravioleta. Pensad que los niños realizan un mayor número de actividades al aire libre, pudiendo llegar a recibir hasta el triple de radiación solar que un adulto. Por este motivo es importante controlar el número de horas que pasan al sol cada día.

 

  1. Evitad la exposición solar de los niños entre las 12 y las 16 horas: evitad ir a la playa o la piscina y las actividades al aire libre durante esta franja horaria ya que es cuando la radiación es máxima, los rayos son más perpendiculares y penetran más en la piel.

 

  1. Cubrid con ropa la mayor parte posible de su cuerpo, sobre todo la cabeza, si se va a estar expuesto al sol.

 

  1. Extremad las precauciones en las partes del cuerpo más sensibles al sol: utiliza gorros o sombreros para la protección de cara, orejas y cuello y gafas de sol con lentes con filtros solares homologados para los niños para proteger sus ojos.

 

  1. Utilizad una crema o loción fotoprotectora adecuada a la edad y tipo de piel de tu hijo: ten en cuenta que en niños se recomienda el uso de protectores solares con factor de protección solar alto (30-50) o muy alto (50+). ¡No olvides ponerle crema en manos, empeines y plantas de los pies, en las orejas y axilas! Descubre la gama Protech de Denenes,  con Doble Barrera de Defensa, que protege contra los rayos UVB, UVA e infrarrojos e incluye una protección biológica que actúa como segunda barrera neutralizadora de los rayos solares. La mejor manera de proteger del sol las delicadas pieles de nuestros niños. ¿Sabíais que también se pueden utilizar para pieles sensibles y atópicas?

 

  1. Aplicad el producto de manera adecuada: esto significa utilizar una cantidad generosa y repartirla uniformemente sobre la piel. E, importantísimo, la aplicación del producto debe hacerse media hora antes de la exposición al sol y repetirse como máximo cada 2 horas y siempre que se bañe el niño. ¡También se debe aplicar si ha sudado mucho o tras la fricción que supone secarlo con una toalla o jugar en la arena!

 

  1. No utilicéis la crema de protección solar del año anterior: las cremas solares pierden capacidad de protección con el tiempo, así que no utilicéis protectores solares que estén abiertos desde el año anterior ya que esta práctica no asegurará que la piel de vuestro pequeño esté adecuadamente protegida de las agresiones solares.

 

Esperamos que con estos consejos el sol no os coja desprevenidos. La prevención es la mejor manera de cuidar la piel de los niños mientras disfrutan del calor y el sol que tanto nos gusta.

Artículos recomendados